RESEÑAS · LAS ESENCIALES · VIDEOCASSETERA · VIDEO NASTIES · CINE CLUB · EL DISCO-TARRO · PODCASTS · ENTREVISTAS · ENSAYOS · VIDEO-DIARIO

EL TARRO · EL AUTOR · EL FACEBOOK · EL YOU TUBE · LOS LINKS

domingo, 12 de enero de 2014

MACLOVIA


Dirigida por Emilio "El Indio" Fernandez 
Reparto: Pedro Armendáriz, María Felix, Carlos López Moctezuma, Columba Domínguez

México - 1948 - 100 Minutos 

El Indio retoma el tema del indígena corrompido y violentado por el mundo occidental que ya había trabajado en María Candelaria (Dicen que este es un remake inconfeso), pero le da una vuelta de tuerca al argumento y se aprovecha de esto para explorar otros temas aún no visitados en su anterior película: el ardor venenoso de una sangre que traiciona a su propia patria, encarnada por el malvado general que quiere violar a Maclovia a como de lugar y por otro lado, en explorar los dinamismos de la propia cultura y sus rituales. Y en algún momento perdido en este bellísimo cuento trágico, esta última se vuelve mucho más importante que el primer interés. La película se convierte en un testimonio, algunas veces sentimentalista y muchas veces poético, de los rituales de un pueblo. Y en este caso Figueroa se adentra al ritual: la fotografía no muestra el día de los muertos en solo un pedante acto demostrativo, pues la cámara experimenta, la luz compone y el espíritu de toda la película - y de las ambiciones insaciables del Indio - se compenetran no solo en un único estilo sino también en una exploración y una experiencia. Pedro Armendáriz como el indio José María comprende a la humildad del campesino de una forma particular: cuando sus ojos brillan al escuchar al maestro (Arturo Soto Rangel) hablando del campesino como héroe nacional, efectivamente, el Indio esta imponiendo un sustantivo que no necesita predicado. Como su Lorenzo Rafael en María Candelaria, Armendáriz compone a la humildad del indio mexicano en un solo suspiro, no como el final que es totalmente mecanizado y poco inspirado. Con una breve aparición de Roberto Cañedo. Fotografía por Gabriel Figueroa. Blanco y Negro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario