RESEÑAS · LAS ESENCIALES · VIDEOCASSETERA · VIDEO NASTIES · CINE CLUB · EL DISCO-TARRO · PODCASTS · ENTREVISTAS · ENSAYOS · VIDEO-DIARIO

EL TARRO · EL AUTOR · EL FACEBOOK · EL YOU TUBE · LOS LINKS

domingo, 12 de enero de 2014

PUEBLERINA


Dirigida por Emilio "El Indio" Fernandez 
Reparto: Roberto Cañedo, Columba Domínguez, Manuel Dondé, Arturo Soto Rangel 

ESENCIAL

México - 1948 - 106 Minutos  

Después de un malentendido de armas, Aurelio (Roberto Cañedo) sale de la cárcel para volver a su pueblo, pero todo lo ha encontrado destruido: su madre ha muerto, su tierra seca y su novia (Columba) violentada, alejada de la sociedad, con un hijo bastardo y sobre todo invadida por la culpa. Aurelio sin embargo y a pesar de los ojos amenazantes del pueblo, decide volver a enamorar a su mujer, adoptar a su hijo, formar a su familia y labrar su tierra. Mientras que el Indio implanto poéticamente la figura de la india en María Candelaria y su orgullo y humildad derrotados, aquí el Indio construye ante nuestros ojos al campesino del cine latinoamericano - y lo más importante, acoge su figura desde adentro y lo forma con la tierra. No son solo, entonces, figuras que forman iconos. Iconos no forman: Cañedo y Domínguez (A partir del autor) forman la figura del campesino libre de ataduras y como no llegan a concederse como un modelo sino como individuales, los clichés (En este caso y afortunadamente) no existen. Si alguien se pregunta porque el Indio Fernández es importante, a pesar de su innegable machismo y todos los elementos conservadores que esto contuviera, la respuesta es indudable esta película, que es sin lugar a dudas uno de los eslabones del cine latinoamericano. No como industria sino como identidad. La escena del "palomo y la paloma" es uno de los momentos más importantes sino del cine latinoamericano si del cine mexicano: la emotividad de los enamorados que han sido desaprobados por una sociedad que juzga se ha vuelto lema y - ahora si - insignia de nuestro popolo (Y uno de los mejores logros de la música folclórica en nuestro cine). Aún es inevitable - e importante y hasta necesario - sentirnos identificados con la pareja maldita. Eso da al cine del Indio como indispensable visión, riqueza y futuro de los espectadores y de nosotros los cineastas de Latinoamérica. Fotografía por Gabriel Figueroa. Blanco y Negro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario