RESEÑAS · LAS ESENCIALES · VIDEOCASSETERA · VIDEO NASTIES · CINE CLUB · EL DISCO-TARRO · PODCASTS · ENTREVISTAS · ENSAYOS · VIDEO-DIARIO

EL TARRO · EL AUTOR · EL FACEBOOK · EL YOU TUBE · LOS LINKS

domingo, 9 de marzo de 2014

PORQUE NO PUEDO HACER UNA RESEÑA DE NYMPHOMANIAC VOLUME I




Intente en un principio hacer una reseña de esta película como lo tengo acostumbrado aquí en el blog. Pero no es posible, porque la versión censurada de 118 Minutos, la cual fue estrenada en Colombia como en muchos países en el mundo, no es una película contada por su autor sino por los censores. 

En un aviso primario, nos intentan relajar diciéndonos que la mojigatería de los censores fue aprobada por Von Trier a pesar de que en ningún momento estuvo presente en la edición del mismo. Palabras contradictorias que muestran un producto totalmente contradictorio. Y así mismo viendo esta película desorganizada con tantas cosas que contar, veo también a un director de cine obligado a contar las cosas de la manera en la que él no esta interesado contarlas. Eso no es nuevo en el cine y sobre todo cuando uno negocia con los distribuidores y con los exhibidores. Seguramente el publico no puede ver una película de cinco horas, pero no siempre el autor puede complacer las regulaciones comerciales del cine porque el mismo material esta pensado para ser editado y narrado de otra manera. En Tarantino, con su formato de serial, a Kill Bill le cayo como anillo al dedo, pero en Ninfomanía es a la película como experiencia la que los censores están violando.

En el cine, el montajista tiene el poder, pero el material de rodaje nunca puede ser modificado con éxito cuando este tiene un objetivo tan definido desde el principio de la producción como en este caso. El poder del cine sobre limita las expectaciones de aquellos que necesitan hacerlo rentable. No se si eso era lo que quería Von Trier o si esta contento con la forma en la que su trabajo con esta película fue mostrado al publico de muchos países en el mundo. Y no estoy hablando como critico o como cineasta sino como espectador (Porque para ser critico y cineasta hay que ser siempre espectador primero): La película que se esta mostrando en este momento en cines Colombianos es una película con principio y con muchos fines, con muchos cortes y con muchas cosas que contar. Pero no cuenta nada. Es una película violada por los censores.

 Dicho esto, supongo que no tendré otra alternativa sino mirar el corte completo heredado de las garras de la internet a menos que en un futuro se presente la posibilidad de ver un corte completo presentado teatralmente. Normalmente yo entiendo muchas cuestiones de la censura o de los cortes, sobre todo por el insalubre marketing del cine hoy en día, pero en este caso no puedo hablar de esta película hasta el momento en que pueda verla completa. No puedo hacer una reseña de una película incompleta. Una reseña de una película incompleta es un reseña incompleta y sin ninguna clase de provecho. 

 Solo espero que esta película, al final, no sea el Caligula de Von Trier.


No hay comentarios:

Publicar un comentario