RESEÑAS · LAS ESENCIALES · VIDEOCASSETERA · VIDEO NASTIES · CINE CLUB · EL DISCO-TARRO · PODCASTS · ENTREVISTAS · ENSAYOS · VIDEO-DIARIO

EL TARRO · EL AUTOR · EL FACEBOOK · EL YOU TUBE · LOS LINKS

jueves, 27 de marzo de 2014

ROSEMARY´S BABY



Dirigida por Roman Polanski 
Reparto: Mia Farrow, John Cassavetes, Ruth Gordon, Sidney Blackmer 

Estados Unidos – 1968 – 136 Minutos 

ESENCIAL 

La primera película Hollywoodense de Roman Polanski, no tuvo grandes sets, locaciones gigantescas o efectos especiales de gran remuneración. Todo se conto en un pequeño apartamento Newyorkino: La sádica, trágica historia de Rosemary Woodhouse (Mia Farrow), una mujer frágil, plagada de buenas ilusiones por el bebe que espera en el nuevo piso que acaba de rentar con su marido (John Cassavetes), un actor fracasado que empieza a tener una excelente comunicación con sus vecinos octogenarios (Ruth Gordon y Sidney Blackmer). Rosemary poco a poco se empieza a sentir terriblemente mal producto de un misterio que ella no entiende y que oculta una espantosa, terrorífica verdad. 

Basado en el novelón de Ira Levin y producido por el maestro del shock William Castle, la película fue un suceso cultural en el año de estreno y se ha convertido en la insignia de las películas que tienen como temática al satanismo o al diablo. Pero lo más gracioso es que el terror que invoca en el espectador, porque es puro terror, no proviene precisamente del monstruo, ni los terroríficamente suaves vecinos, ni siquiera del marido maldito. Todo, absolutamente todo, proviene de Rosemary. Y la ansiedad, y el terror y la tristeza que nosotros empezamos a sentir, asfixiados poco a poco vamos desvelando toda la horrible verdad la sentimos porque ella lo esta sintiendo. Y ese es el gran poder de esta película, quizás la mejor de su autor; es puro cine. Cualquiera que realmente quiera hacer un estudio profundo en la narrativa cinematográfica moderna debería empezar y terminar con esta película. La prioridad por los detalles y por lo invisible, el elemento más importante en el cine de terror, esta presente en cada puerta, habitación y murmullo del infinito edificio. Y es sorprendente como empezamos viéndonos como extraños observadores de la vida de esta gente y como, poco a poco, los corredores, las calles frías de Nueva York y las enfermizas habitaciones nos dejan inmersos en la mente de la trágica heroína y nos deja abruptos en su soledad. 

Es una película que verdaderamente te afecta, en la que te identificas con su protagonista y en la que encuentras toda la fuente del terror en la precisa humanidad de todo lo que como espectador estas viviendo con ella. En lo aterrador de lo bizarro, de lo increíble, de lo inhumano, como algo posible y realmente cotidiano. Una obra maestra, inmortal, una de las películas más importantes y perturbadoras del género. Con las actuaciones de Maurice Evans, Ralph Bellamy, Victoria vetri, Patsy Kelly, Charles Grodin y Phil Leeds. Música compuesta por Krysztof Komeda. Technicolor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario